Juegos con plantas

Enséñales a amar la naturaleza. Plantar, hacer esquejes o preparar un huerto son actividades muy divertidas y educativas.

Plantar un árbol

En una maceta, en vuestro jardín si lo tenéis, o en un rinconcito elegido en plena naturaleza. Plantar un árbol, regarlo y visitarlo de vez en cuando para observar cómo crece y se desarrolla es un bonito objetivo para celebrar la primavera con los niños.

Un huerto

Sólo necesitas macetas o jardineras, tierra y sobres de semillas o plantitas. Algunas crecen muy bien y deprisa con tal de mantener su tierra húmeda y con suficiente luz. Te aconsejamos las siguientes:
– Tomates cherry
– Hierbas aromáticas (albahaca, perejil, tomillo, romero)
– Fresas
– Pimientos
– Lechuga
– Rábanos (son ideales para jardineros impacientes: brotan a los 3-10 días y se recolectan a las 2 semanas).
– Zanahorias (necesitan tierras arenosas)
Sigue los pasos indicados en los sobres de semillas o compra las plantas ya desarrolladas.

Hacer esquejes

A los niños pequeños, les suele parecer magia: cortas una ramita en crecimiento de unos 10 cm (debe llevar dos o más nudos). Elimina las hojas de la parte inferior y plántala en una maceta que habrás llenado de mantillo y arena de río a partes iguales. En el vivero, podrás adquirir hormonas de enraizar que estimulan el crecimiento de los esquejes. Guarda la maceta y sus esquejes en un lugar templado, con luz pero sin sol directo. Cuando salgan hojitas nuevas, ya sabrás que el esqueje ha agarrado y lo podrás transplantar a su maceta o jardinera definitiva.
Muchas plantas se multiplican por esqueje: la adelfa, el geranio, la hiedra, la hortensia… Algunas como la alegría, el poto o el filodendro, echan raíces sólo con dejar una rama en un vaso con agua. La saintpaulia o la begonia rex se multiplican con una sola hoja.

Ambientador floral

Colocados en un bonito recipiente de cristal, los pétalos de flores y hierbas aromáticas dan olor a la casa y quedan muy decorativos. Para hacer el popurri, recolecta pétalos de rosas, lilas, mimosas y otras flores olorosas y de temporada. Añade lavanda, romero, laurel, anis estrellado, menta o tomillo y deja todo secar sobre una hoja de papel y en un lugar al aire libre y a la sombra. Las hierbas aromáticas, las pueden colgar boca abajo para aprovecharte de toda su esencia. Una vez secos los elementos del popurri, deposítalos en el cuenco y disfruta del buen olor.

 

Fuente: Aprendiendo a ser mamá
Foto: Lo Galindo

Cómo cuidar los chicos del sol

Con la llegada del verano vienen también las vacaciones para los niños, los días para disfrutar de los juegos al aire libre. Esto hace que los chicos pasen una gran cantidad del tiempo bajo el sol, con los riesgos para su piel y su salud en general. Es importante tomar recaudos para que ellos jueguen seguros y los padres estén tranquilos.

A continuación te ofrecemos algunos consejos para cuidar a los niños del sol del verano, para que en tus visitas a la playa, días de pileta y en todas las actividades que los pequeños realicen bajo el sol, puedan disfrutar a pleno sin preocuparse por posibles efectos posteriores.

El primero de los consejos para proteger a los niños del sol, es el uso de protectores solares. Los recomendados para bebés, son los hipoalergénicos, libre de PABA, con un factor de protección solar +45. Esta crema debe aplicarse al menos media hora antes de salir al efecto del sol, para darle tiempo a absorberse y que su efecto actúe desde el primer momento, y renovar la aplicación cada dos horas.

Otro método para proteger a los niños del sol, para sumar al uso del protector solar, es el empleo de prendas como camisetas, sombreros de ala ancha que cubren toda la cabeza, las orejas y el cuello. Si estás pensando en ir a la playa, es importante llevar siempre prendas de repuesto, ya que la ropa mojada permite que penetre el doble de radiación que la seca. Además, en tu visita a la playa es fundamental contar con una buena sombrilla bajo la cual los niños puedan jugar y descansar.

También debes tener en cuenta que entre las 11 y las 16 horas no es recomendable permanecer bajo el sol durante mucho tiempo, por más que se encuentren bien protegidos.

Al regresar de un día al aire libre y bajo la luz solar, es recomendable utilizar lociones hidratantes y calmantes para reducir la agresión solar.

Teniendo en cuenta estos consejos podrás pasar unas inolvidables vacaciones de sol y playa, disfrutando de los beneficios del sol y del aire libre, sin preocuparte por los posibles efectos a la exposición si cumples con los detalles explicados.

 

Fuente: Visiting.net

Divertite con tus chicos haciendo burbujas de jabón!!!

El truco para que las burbujas de jabón no estallen en seguida es añadir glicerina a la solución. La glicerina ayuda a que la pompa retenga agua y dure más tiempo. La encontrarás en la farmacia. Prueba con estas 3 recetas.

1. Solución normal

7-10 partes de agua, una parte de detergente líquido, una o dos cucharadas de glicerina.

2. Solución espesa

Con esta solución, las burbujas aguantarán el viento y llegarán al suelo sin romperse.

2-3 partes de agua, una parte de detergente, una o dos cucharadas de glicerina.

3. Solución de burbujas con efecto rebote

Con esta receta, conseguirás que las burbujas reboten al chocar con las prendas de vestir. ¡Increíble!

2 paquetes de gelatina no aromatizada, 4 vasos de agua caliente, 3-5 cucharadas de glicerina, 3 cucharadas de detergente líquido.

Disuelve la gelatina en agua caliente y añade la glicerina y el detergente líquido. Te quedará como un gel que deberás recalentar cada vez que vayas a utilizarlo.

Cómo hacer burbujas

Puedes comprar un dispositivo o usar tu dedo índice y pulgar y soplando. También puedes hacer un divertido multilanzador uniendo sorbetes de de gaseosa. Cortas varios sorbetes a unos 7 u 8 cm y las unes con una cinta adhesiva. Al soplar, te saldrán una nube de burbujitas multicolores.

 

Fuente: Guía del Niño