Una opción económica, divertida y reducida para que los niños exploren el cielo y sientan las nubes en sus manos.