¿Cómo ayudan las adivinanzas en el desarrollo de las decisiones de los más chicos? Nuevas formas de aprender

Las adivinanzas y los más chicos, una nueva forma de aprender

Adivinanzas, juegos para los niños

¿Cómo ayudan las adivinanzas en el desarrollo de las decisiones de los más chicos? Nuevas formas de aprender

Las adivinanzas son enigmas que se proponen para que quien las escucha intente adivinar la respuesta, en ese proceso entra en juego el conocimiento que tenga el adivinador de los objetos, el contexto social donde se encuentra, el sentido común y como enfrente la intensión capciosa. 

Más allá de las circunstancias en las que se encuentra una niño para adivinar es importante que los padres o adultos las comprendan no solo como un juego sino también como la posibilidad de promover el lenguaje, la capacidad de representación mental abstracta y el desarrollo de la imaginación, todo ocurriendo al mismo tiempo. A la vez que entretienen colaboran en mantener ciertas tradiciones populares y culturales, despierta la imaginación no solo al adivinar sino también la posibilidad de crear nuevas adivinanzas. Entonces ¿Qué aportan las adivinanzas además de entretenimiento?

 

 

1- Le ofrecen a los niños la posibilidad de aprender a asociar ideas abstractas y a escuchar con atención.

2- Permiten ampliar el vocabulario.

3- Fomentan la reflexión, inteligencia, memoria y la concentración. Algunos aprenderán a recordar mejor a través de un verso aprenderán a recordar mejor que leyendo por ejemplo.

4- Los acertijos estimulan el pensamiento rápido, concepto de espacio tiempo y desarrollan la lógica.

5- Permiten desarrollar el aprender a pensar primero y hablar después, a ser más descriptivos.

6- Fomentan el continuar aprendiendo a leer si se las presentan al niño en forma de texto.

7- Aumentan la capacidad de discernimiento entre diferentes ideas y posibles respuestas.

Existen muchos juegos actualmente que les permiten a los niños aumentar estas capacidades y su imaginación, es importante entender como cada una de las elecciones de los padres o adultos repercute en las mismas. Todo juego si es pensado desde el punto de vista del aprendizaje y se lo propone al niño como momento de diversión y distensión puede resultar en una buena combinación, además un buen tiempo compartido entre ambas partes.

Redacción a cargo de María Virginia González, Licenciada en Relaciones Públicas de la Universidad Siglo 21, especialista en Contenido Digital. linkedin.com/in/virrgonzalez

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *